No existe animal más admirado por el hombre que el caballo. No hay nada más bello que contemplar los movimientos de un caballo galopando. Montar a caballo es la mayor expresión de libertad.
No existe animal más admirado por el hombre que el caballo. No hay nada más bello que contemplar los movimientos de un caballo galopando. Montar a caballo es la mayor expresión de libertad.
Páginas 1
Páginas 1